Miniatura cerveza para perros

Bowserbeer, dogbeer y luckydog, cerveza para perros y gatos

¿A qué después de un largo día te apetece sentarte en tu sofa junto a una buena cerveza para desconectar? ¿Y si tu perro te pudiera acompañar? Esta misma pregunta se hizo un emprendedor alemán, quien decidió que sería genial poder dar de beber a su perro una cerveza que no fuera perjudicial para él. Dicho y hecho. Empezó a investigar y descubrió un proceso de fermentación que no produce alcohol, ni burbujas, saludable para nuestro perro o para nuestro gato, con vitamina B y sabor a ternera en unas marcas y ternera y pollo en otras. ¿Delicioso, verdad? 😉

Todos sabemos que nuestros perros no digieren bien el alcohol y que éste tiene efectos nocivos para su salud. Por otro lado el ácido carbónico puede hacer que nuestro perro tenga dolor de tripa. Como ya hemos dicho, la cerveza para perros no contiene alcohol ni burbujas, pero si al servirla la agitamos un poquito, si que tiene espumita.

cerveza para perros

Una de las publicaciones que hacen referencia a la cerveza para perros LuckyDog

¿Te gusta la idea de la cerveza para perros? Pues son varias las marcas que comercializan este producto: bowserbeer, dogbeer, luckydog,… El precio medio por botellín es de 2,40€ y muchos de ellos tienen venta online.

Consejos sobre el uso de la cerveza para perros
Aunque a tí te guste más fresquita, la cerveza para perros debe servirse a temperatura ambiente. Primero porque así su olor atrae más a tu perro y segundo porque el líquido frío puede ocasionarle dolor de estómago, al igual que el agua fría.

Los perritos pequeños o medianos pueden tomar media botella al día y los perritos grandes una. Lo preferible es dividir la cantidad indicada en varias tomas, servidas en su bol de comida, nunca en vasos de cristal. Si te sobra algo de cerveza lo puedes guardar en la nevera, a una temperatura superior a 4º y conservarlo hasta tres días. Si la botella no está abierta, la vida media del producto ronda los 12 meses.