Imagen del mordedor para perro natural de cuerno de ciervo donde se muestra el corte y se aprecia el tuétano

Cuerno de ciervo, un hueso para perros natural, saludable y comestible

Si a tu perro le gusta tener siempre un hueso para morder cerca, deberías probar a darle un pedazo de cuerno de ciervo. ¿Porqué? porque es un mordedor cuyo olor entusiasma a nuestros perros y además es natural, saludable, seguro y duradero.

El primer día que me topé con los mordedores de cuerno de ciervo fue en Dogbil Studio. Luna no se separaba del lugar en el que estaban expuestos, y trataba una y otra vez de llegar a ellos, sin descanso. Por la forma de mover su trufa, tuve claro desde el primer momento que era precisamente el olor del cuerno de ciervo, lo que había cegado a mi perra y tuve claro cual iba a ser su regalo de navidad 🙂

mordedores para perro de cuernos de ciervo2

Mordedores para perro naturales hechos con cuernos de ciervo: limpian los dientes, no engordan y dotan de minerales al perro

En general, los mordedores para perros son convenientes porque mantienen a nuestros perros ocupados y gastando energía. Además al masticar, el cerebro de nuestro perro libera sustancias químicas que le hacen sentirse bien. Imagínate si además, como en el caso de Luna, mi westy, sacian su instinto cazador.

Cuerno de ciervo, un hueso para perro saludable
Como otros mordedores para perros los cuernos de ciervo limpian los dientes de nuestros perros, pero además son adecuados para canes con estómagos sensibles y/o mascotas que están a régimen para adelgazar, ya que sólo contienen una parte muy reducida de grasa. Por otro lado, no contienen aditivos, ni preservativos y tampoco(obviamente) nylon.

Cuerno de ciervo, un hueso para perro seguro
Pese a que a nuestros peludos les encantan todos los huesos, existen algunos, como los de pollo, que no deberíamos poner a su disposición, ya que se astillan y pueden provocarles lesiones en el tracto digestivo. En cambio, esto no ocurre con los cuernos de ciervo.

Si bien hay que tener en cuenta otras precauciones como que nuestro perro no intente partir la pieza de cuerno de ciervo por la mitad, no usarlo en exterior (para que no sirva de reclamo a otros animales) y retirarlo cuando haya mermado y la pieza sea lo suficientemente pequeña como para que nuestro perro pueda tragárselo.

Este mordedor natural también nos gusta porque cuando nuestros perros lo utilizan no mancha la moqueta y su olor es muy suave. Además es un mordedor duro que aguanta bien las mordidas de los perros y que, por lo tanto, podrá ser usado en varias ocasiones. Al contrario que los huesos de perro de piel, este hueso contiene en su interior el tuétano, que es un fantástico premio para nuestras mascotas.

Mordedores para perro naturales de cuernos de ciervo

Imagen del mordedor para perro natural de cuerno de ciervo donde se muestra el corte y se aprecia el tuétano

Existen diferentes tamaños de mordedores para perro de cuerno de ciervo, que deben adaptarse al tamaño de nuestro perro. Para perros miniatura y cachorros el tamaño adecuado es el pequeño, cuyo peso es superior a 50gr., para perros pequeños y medianos existe el tamaño medio que supera los 75gr., para perros medianos y grandes se recomienda el tamaño grande con un peso de 150gr. o más y para perros gigantes o con mandíbulas de mordida muy fuerte se recomienda el tamaño extra grande, con un peso mayor de 225gr.

¿Qué te parecen estos mordedores para perro? ¿Conoces algún otro mordedor especial?