Paraguas para perros, otro invento para mascotas curioso

Lunes, 7:00 de la mañana. Suena el despertador, te levantas, abres la ventana y te encuentras con esto: un cielo gris y nublado, el suelo mojado, los tejados de las casas cercanas brillantes y lo peor de todo es que sigue lloviendo.

Día lluvioso, vistas de la calle desde ventana

Día lluvioso, vistas de la calle desde ventana

Pones el impermeable a tu perro y te armas con tu mejor abrigo y un paraguas. Pero al volver a casa, tu perro se ha quitado la capucha de su chusquero para perros (si es que la tiene), y su cabezita está mojada… Miras el reloj, no te sobra tiempo para llegar al trabajo y tienes que ponerte manos a la obra con la toalla.

Probablemente, pensando en este mismo tipo de situaciones, a alguien se le encendió la bombilla y decidió crear ¡el paraguas para perros!.

-“¿Cómo?” me preguntó mi amiga Alazne sin dar crédito cuando le conté que había descubierto este nuevo accesorio friki para perros.

-“Un paragüas, como el tuyo, pero para perros”, repetí, y le mostré lo mismo que os voy a enseñar ahora a vosotros.

Paragüas para perros

Paragüas para perros

Para mi sorpresa, indagando, descubrí que los paraguas para perros existen desde hace muchos años, que hay diferentes modelos (transparente, de cuadritos, lisos) y que se venden en muchísimas tiendas online.

Los precios a los que los he encontrado varían desde los 18,97€ en la tienda de Albert ó 24,42€ en Mascota Planet.

Me quedan sin embargo dudas a cerca de este producto: aunque mi perro no se moje la cabeza, se seguirá mojando las patitas y la tripita, (siempre y cuando salga sin chubasquero o si su chubasquero no cubre esta zona y tu perro es pequeño). Por lo tanto, o usas el paraguas para perros con un buen chubasquero y combinado con unas botitas para perro, o el ritual de la toalla seguirá siendo el mismo.

No obstante, utilizar un paraguas, un impermeable y unas botas para perros puede ser un poco excesivo ¿no os parece?.