No dejes que tu perro se aburra: estimúlale con la comida

No dejes que tu perro se aburra: estimúlale con la comida

Uno de los grandes problemas que tienen los perros que conviven con nosotros es que su función principal es la de hacernos compañía y por lo tanto se aburren. Les hemos puesto las cosas demasiado fáciles.

Un perro, en la calle, tiene que buscar sustento, defender su territorio y buscar abrigo. En cambio dentro de casa no suelen tener sentir su territorio amenazado y todos los días tienen agua limpia que beber y un plato de comida para perros lista para degustar. No me malinterpretéis, no estoy diciendo que haya que dejarles de dar de comer, sino que podemos hacer de esta actividad diaria algo divertido y estimulante para nuestro perro. ¿Te animas a jugar con la comida?

Podemos jugar con la comida de maneras variadas: con juguetes para perros, con juegos o aprovechando el tiempo y aunando comida y adiestramiento. El objetivo, que nuestro perro se gane su comida.

Juguetes para perros
Existen múltiples juguetes que pueden ayudarnos a gamificar la hora de la comida de nuestros perros, como por ejemplo esta pelota que le compramos a luna, y que tiene un agujero que va dejando salir la comida a medida de que tu perro la va haciendo girar.

Sin embargo, con artilugios caseros podemos conseguir un efecto parecido en versión DIY (háztelo tu mismo). Aquí os dejo nuestra versión casera realizada con una botella. ¡Ojo! hay que tener especial cuidado con el material y el diseño. Lo que debemos evitar a toda costa es que nuestro perro pueda hacerse daño manipulando el artilugio.

Juegos para tu perro
Uno de los juegos que chifla a nuestros perros es jugar a esconder la comida. Así que mide la cantidad de pienso que debería comer tu perro, cógela y repártela por toda la casa sin que te vea. ¿El objetivo? que lleguen a ella mediante el olfato utilizando su trufa (nariz). De esta manera también entrenas uno de sus principales sentidos: el olfato.

Adiestramiento
Pídele a tu perro que haga algo o enséñale cosas nuevas: sienta, tumba, toca, ven, etc. y cuando tu perro lo haga ofrécele una recompensa. Así conseguiremos afianzar esos comportamientos. Eso sí, mide la cantidad de comida que debe comer tu perro para no quedarte corto ni pasarte con los premios.

Todas estas actividades se pueden combinar a vuestro gusto. ¿Se os ocurre algún otro juego que se pueda realizar a la hora de la comida para estimular a nuestros perros?